Radiografía de un anfibio (Tung Lashor)


Siendo mis hijos aún pequeños, les presté algunas de mis figuras MOTU, entre ellas Tung Lashor. Jugando con él, la curiosidad por verlo sacar y meter la lengua no se hizo esperar; hasta que de tanto quererle esconder la lengua, mi hijo logró que esta nunca saliera.

No me animé hasta ahora a intentar devolverle su encanto original. Tratar de abrir el torso de un MOTU, no es algo sencillo, pues están tan bien pegados que forzarlos puede significar que se rompa y una figura que pudo haber perdido parte de su gracia, puede perderse por completo.

Lo primero que hice fue quitarle los brazos e intentar abrir con una tenaza para hacer manualidades el muñón ya que al no ser visible, cualquier daño sufrido no se verá al insertar de nuevo el brazo.

Al lograr abrir el muñón, en la pequeña abertura inserté la hoja de un cuchillo de cocina lo más delgada posible para no dañar el plástico, si se tiene una navaja o un estilete delgado quizá sea mejor.  Al tener la hoja dentro de la unión del muñón, empecé a hacer palanca de un lado a otro para abrir el muñón y después ir siguiendo la unión del tronco hacia la cintura y hacia el cuello, esto lo fui haciendo en cada uno de los dos muñones y costados. En la medida que iba abriendo el costado iba insertando la hoja  con filo hasta toparme con las uniones que mantienen fijas las dos piezas del torso.

Son cuatro los puntos de unión que encontrarán, 2 en la parte inferior de los muñones y 2 entre la base de la cabeza y la parte superior de los muñones. Cuando trabajen el torso del lado del brazo izquierdo, tengan cuidado cuando metan la hoja de  la navaja o lo que estén utilizando porque de ese lado se encuentra el disco morado que permite accionar la lengua, podrían dañarlo.

Regresando a los puntos de unión, deben hacer bastante presión para cortarlos y permitir separar las piezas del torso. Una vez cortados los puntos de unión pueden separar el torso y tienen la mitad del trabajo hecho. Ahora falta la cabeza.

La pieza que contiene la lengua, un disco color negro, está en el interior de una pieza que al igual que el torso tiene tres puntos de unión, que se encuentran en la base de la cabeza y en ésta. Mucho cuidado al insertar el filo para cortarlos porque pueden cortar o dañar la lengua. Por desgracia, por la forma en que se encontraba la lengua trabada, al querer separar la cabeza le hice dos cortes o mejor dicho dos punzadas que la dañaron un poco.

Reacomodar la lengua no tiene ciencia, lo podrán hacer de forma intuitiva; de igual forma colocar el disco morado para accionar la lengua. Si llegan hasta aquí felicitaciones pues podrán gozar nuevamente de un Tung Lashor funcionando.

Me despido dejando la radiografía de este anfibio.

Por Carlos Diavolo Castejón

Fotografías de Carlos Diavolo Castejón

Facebook Comments

Deja una respuesta